Si queremos llevar una vida sana y evitar los problemas de tener sobrepeso o padecer obesidad es necesario que tengamos algunos conocimientos básicos sobre nutrición. En este artículo consideraremos el concepto "dieta equilibrada" desde un punto de vista teórico. (Para una consideración desde el punto de vista práctico ver el artículo "Buenos hábitos alimenticios: Dieta variada"

Dieta equilibrada

Los alimentos que ingerimos satisfacen dos necesidades vitales. Proporcionan el material que nuestro cuerpo necesita para regenerarse y proveen la energía necesaria para que siga funcionando.


Las células, que forman los tejidos y órganos que componen nuestro cuerpo, tienen un período de vida limitado, por lo que deben ser reemplazadas constantemente. Para su formación se necesitan diferentes nutrientes. Los principales son: proteínas, hidratos de carbono y grasas. Estos son los materiales que proporcionamos mediante la alimentación.

En el proceso de regeneración de las células se consume una gran cantidad de energía, y también se requiere energía, para todas las actividades que nuestro cuerpo realiza. Esa energía también se obtiene de los alimentos.

En una dieta equilibrada, la cantidad de alimentos que ingerimos, debe ser igual a la que nuestro cuerpo consume para hacer frente a sus necesidades, tanto nutricionales como energéticas. Si comemos menos, adelgazamos, y si comemos más, engordamos.

¿Cómo se alcanza el equilibrio?

Nuestro organismo posee un mecanismo de control que se encarga de que la ingesta de alimentos sea la justa para proveer todo lo que necesitamos, tanto para la regeneración de tejidos y órganos, como para satisfacer las necesidades energéticas.

Aunque es un mecanismo extraordinariamente complejo y responde a una multitud de estímulos, podemos resumirlo de esta manera. Cuando el organismo necesita nutrientes, nuestro cerebro envía señales al estómago que percibimos como una sensación de hambre, y cuando se ha cubierto la necesidad, envía otras señales que se traducen en una sensación de saciedad. En teoría solo tendríamos que responder a esas señales para alcanzar el equilibrio en la dieta.

El la práctica, alcanzar el equilibrio no es tan sencillo, pues, intervienen muchos factores, que pueden alterar la respuesta que nuestro organismo da.

Comentarios   

 
0 #1 Katja 23-05-2014 13:09
It's truly a great and useful piece of information.
I am glad that you just shared this helpful information with us.
Please keep us informed like this. Thank you for sharing.


Feel free to visit my web-site :: satellite internet
Citar